A veces dulce

Hace un año que abrí este blog. Fue como escribir un mensaje desesperado y meterlo en una botella que terminó en el océano.

Sigo varada en esta isla emocional, pequeña y mal provista de las cosas más elementales; pero se ha ido llenando de mis propias voces, de mis sueños de color lila y tus ausencias. Y eso me ha ajustado para tener una sombra y agua —a veces dulce, en ocasiones salada—.

6 comentarios sobre “A veces dulce

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s