Ábreme la puerta, MoraAzul

Hubo un tiempo en que solía chatear con una amiga, a escondidas, en las noches y con las luces apagadas. Acabábamos de entrar a la prepa y sentíamos que nos estábamos perdiendo de algo, que nuestras vidas no se habían revolucionado como se suponía que iba a suceder. Cuando mis papás ya estaban dormidos, subía … Sigue leyendo Ábreme la puerta, MoraAzul

El fauno

En el librero de mi abuela hallé un libro de Faunos, Sátiros y Silenos. Al hojearlo vi por primera vez un sinfín de ilustraciones hermosas y coloridas, pero terribles al mismo tiempo: seres semihumanos saciando su lujuria con mujeres desnudas en la mitad del bosque. Yo tenía trece años y mi primera reacción fue devolver … Sigue leyendo El fauno

El íncubo que vino a verme

Selma vino a verme al café a media mañana, cuando aún tenía aquella migraña espantosa que me hacía sentir ausente. Quizá por eso no me enteré que se había echado encima el té hasta que saltó, gritó y me asustó. De inmediato se arrancó la camiseta de algodón para no quemarse, yo corrí hacia ella … Sigue leyendo El íncubo que vino a verme

La cadena de ADN

Todavía estaba dejando mi mochila en la butaca cuando Azalea se acercó y me dijo al oído que necesitaba de mi ayuda, porque un chico de tercero se la quería coger y ella también tenía ganas. La miré sin saber si la había escuchado bien, y ella fue más específica: «a la hora del descanso … Sigue leyendo La cadena de ADN

Tú me quieres blanca

8M

Tú me quieres alba,Me quieres de espumas,Me quieres de nácar.Que sea azucenaSobre todas, casta.De perfume tenue.Corola cerrada Ni un rayo de lunaFiltrado me haya.Ni una margaritaSe diga mi hermana.Tú me quieres nívea,Tú me quieres blanca,Tú me quieres alba. Tú que hubiste todasLas copas a mano,De frutos y mielesLos labios morados.Tú que en el banqueteCubierto de … Sigue leyendo Tú me quieres blanca

Un día sin nosotras

No soy muy de discutir, ni de dar razones ni pedirlas. Soy mujer y me siento identificada con nuestras causas. No conozco a una mayor de edad que no haya sufrido algún abuso por el hecho de ser mujer. Aun así estoy a favor de los hombres, de los decentes, de los que piden permiso … Sigue leyendo Un día sin nosotras

Observada

Me siento observada, siempre me he sentido observada. La primera vez que tuve una fantasía con Gil fue doblemente reprochable. Me afectó, me hizo ruborizarme y se quedó grabada en mi memoria. Y la verdad, no era para menos. Mi hermana se casó con Gil un mediodía de agosto, lleno de flores y de sol. … Sigue leyendo Observada

A veces dulce

Hace un año que abrí este blog. Fue como escribir un mensaje desesperado y meterlo en una botella que terminó en el océano. Sigo varada en esta isla emocional, pequeña y mal provista de las cosas más elementales; pero se ha ido llenando de mis propias voces, de mis sueños de color lila y tus … Sigue leyendo A veces dulce

¿Quién mató al gato?

Reconozco mi curiosidad. Siempre me visualicé así, gatuna, con los ojos muy abiertos, esperando que todo pasara por ellos. Desde que tengo memoria me recuerdo investigando en los cajones y gavetas de la casa o con mi abuelita. Me gustaba escuchar a los mayores e intentaba entender sus conversaciones, que llegaban en oleadas que en … Sigue leyendo ¿Quién mató al gato?

Contra la ventana

Te estoy mirando desde la ventana de tu vecina. Esa que sabe que cuando estás solo te sientas desnudo a mirar quién sabe qué cosas en tu computadora portátil blanca. Ella se excita a medias, porque en realidad lo que la pone son las chicas; pero aún así me cuenta de ti, de tu desnudez, … Sigue leyendo Contra la ventana